Follow us on social

Últimos posts

Escríbenos

Nuestro objetivo es visibilizar la literatura escrita por mujeres y disidencias, peruanas y hermanas. Toda información que quieras compartir será valiosa para hacer crecer nuestra comunidad. ¿Tienes alguna consulta o comentario? No dudes en escribirnos.

Email
comandoplath@gmail.com

 

Síguenos

Comando Plath

  /  Noticias   /  Publicamos   /  nueva publicación   /  Sienda – Virginia Benavides
sienda virginia benavides

Sienda – Virginia Benavides

Devenires de la palabra en huida

 

Texto por: Sandra Suazo

Sienda. Muestra poética (Virginia Benavides. Lima: Vagón Azul Editores, 2018)

Las palabras que arden sobre estas hojas se escribieron durante el lapso de 25 años. Este muestrario contiene poemas de los libros publicados Estrabismo (2003), Sueños de un bonzo (2012), y de otros inéditos que la autora ha ido escribiendo, y solo mostrado en páginas web o en recitales: “Descierto”, “Hospital del niño” y “Ejercicios contra el Alzheimer”. A ello debe añadirse un texto sin libro: Imágenes de la enterrada. Los poemas están organizados sin seguir un orden cronológico; eso sí, comienza con textos de libros que son proyectos, que según su suceder se irán decantando en cada colección. He ahí el acierto de esta muestra. Se puede reconocer un camino trazado por la palabra poética con permanencias y cambios, con seguridad al lanzar palabras unas contra otras como piedras destellantes, casi barrocas. Ya en el primer poemario se mostró una preocupación por el lenguaje, por expresar de modo único el flujo de la inconsciencia subjetiva y cotidiana. Las imágenes que sugería se vinculaban a buscar un espacio propio, dentro o fuera del mundo, citadino, desértico o subterráneo. “Voy cosechando en el cemento fértil/ Mi propia noción de cauce sin causa que navegar” (Botella borracha). Este devenir aparece, a pesar del sentido trascendente negado, como iluminado, plagado de posibilidades: “Imagina un coro de espectros bajo la cama cantando en tu suburbio corazón. Estás solo. Nadie en el camino a quien pedirle de beber…el vacío es un hueco luminoso”. La reconciliación con el propio yo solo se logrará a través de la escritura y la adopción de múltiples formas: botella, monstruo, niño “Retienes el fuego interior para amarte. Los muchachos del verano aspiran el sol y tú en tu cuarto escribes consolándote” (Hotel Tres estrellas, Sueños de un bonzo). Otros aspectos constantes en este muestrario son las imágenes del fuego y el agua como signos de purificación. Así, en Sueños de un bonzo (2013), la palabra se hizo fuego literalmente, casi un astro que se guarda en el bolsillo y se comparte, aunque queme. En las nuevas propuestas también suceden incendios vitales, pero el dolor y la soledad se trazan junto al lenguaje, maleado como jugando, como si ese niño/niña que nos habla quebrara o estirara palabras para solazarse en medio del caos, a la manera de un Adán contemporáneo perdido en el siendo. De las nuevas propuestas, destaco los poemas de
Descierto, como la mayoría, sin título. En el par de poemas en prosa mostrados observo un cambio de tono, las palabras se aligeran y la voz, esta vez, marca su género, su desear propio y solidario de un mundo que quizás no es otro, sino uno ya entrevisto. “Todos los caminos anuncian un retorno. Madre alumbrándome la ruta como una cómplice con su lámpara de
amor cubriéndonos la fuga”. Con Sienda (por cierto, qué bello título), Virginia retorna al papel impreso, a la dinámica de la lectura cómplice y promete muchísimo.

 

About The Author

El Comando Plath surge del hartazgo. Hartazgo de ser estereotipadas, hartazgo de ser invisibilizadas, violentadas y ridiculizadas. El Comando Plath somos un grupo de mujeres escritoras, artistas e intelectuales. El Comando Plath somos todxs.

Post a Comment

You don't have permission to register